Religión Celta – Conoce esta Religión al Detalle

La religión celta era muy importante en esa civilización. Los druidas que controlaban la religión estaban muy presentes en la sociedad, en actos sociales y políticos de gran importancia. Estaban considerados como personas muy sabias, como individuos que tenían muchos conocimientos que guardaban como si fuese un tesoro.

En los siguientes apartados podrás conocer más sobre este tipo de religión.

Origen de la religión celta

Podemos decir que el origen de la religión celta se encuentra en una serie de relatos o cuentos que se transmitirían de manera oral. Todos los conocimientos que han trascendido de la religión celta nos llegan básicamente de otras culturas, como de la cultura romana.

De esta manera, los romanos se referían a los dioses celtas con nombres que ellos mismos les imponían, lo que hace que estos relatos no siempre fuesen fiables. Esto es debido a que los romanos y los celtas eran enemigos, por lo que la descripción que se hacía sobre estos últimos no solía ser demasiado favorable.

Para conocer mejor el origen de la religión celta tenemos que analizar el concepto de celtas: Con este pseudónimo nos referimos a una civilización que habitaría en Irlanda y Gran Bretaña en la antigüedad. Era un pueblo pagano que, aunque si bien es cierto que no creían en la lengua escrita, no eran analfabetos, solo que transmitían la cultura de forma oral.

La mitología celta se caracteriza por su gran simbolismo, por su unión con la magia de la naturaleza y conexión con el mundo antiguo.

Religión celta

Religión celta características

A continuación, describimos algunas de las características de la religión celta:

  • Era una religión politeísta, creían en la existencia de varios dioses. Además, estos dioses venían directamente de la naturaleza, y se relacionaban con fenómenos naturales como ríos, montañas o hasta animales.
  • Los sacerdotes de la religión celta se llamaban a si mismos druidas. Eran personas muy sabías que lo sabían todo, incluso hasta aseguraban que tenían la facultad de ver el futuro.
  • Existían 3 tipos de druidas: Sacerdotes, druidas y poetas.
  • No construyeron templos: Ellos rendían culto a los dioses en emplazamientos naturales, como podía ser una cueva, un bosque o un manantial.
  • Hacían muchos rituales: Las referencias que han trascendido hasta nuestros tiempos indican que los celtas hacían rituales en los que incineraban a sus muertos. También hacían sacrificios a los dioses, a los ancestros, así como a otras divinidades.
  • En el momento en el que empezó la invasión romana, la religión de los celtas no dudaría demasiado tiempo. Después de la conversión del cristianismo fueron muchos los celtas los que se convirtieron.

Estas características de la religión celta nos permiten conocerla mucho mejor.

Religión celta actual

La religión celta se extendía mayormente a través de los pueblos galos. Podríamos decir que la religión celta actual es el cristianismo porque la mayoría de las personas que viven esos países son seguidores de dicha religión.

Sin embargo, países como Irlanda están constituidos de tal manera que el Estado no favorece ninguna religión en particular; es decir, que garantizan la libertad de religión, para que cada persona sea capaz de elegir la que más le representa.

La religión celta actual podría ser el cristianismo, pero hay una completa libertad de decisión al respecto.

Religión celta creencias

Lo cierto es que no se sabe mucho sobre las creencias de la religión celta, tan solo unas pequeñas pinceladas que los investigadores han sido capaces de localizar:

  • Creían en la existencia de la vida después de la muerte. Por eso, los muertos eran enterrados con objetos que, según se creía, podrían llegar a ser utilizados en la otra vida, como comida, armas o hasta adornos.
  • Los druidas enseñaban la doctrina de la transmigración de las almas, además de transmitir conocimientos sobre la naturaleza y las deidades.
  • Los celtas creía en el mundo subterráneo y en la existencia de otros mundos en islas. Algunos de los otros mundos recibían nombres como La Tierra de los Vivientes, La Tierra de los Jóvenes o La Llanura Deliciosa. También creían en un mundo en el que no existían las enfermedades, dónde siempre se era feliz.
  • Se pensaba que este mundo feliz estaba pensado tan solo para unos pocos privilegiados.

Se puede aprender mucho más sobre las creencias de la religión celta prestando atención a los cuentos que nos han llegado de esta cultura.

Religión celta costumbres

Entre las costumbres de la religión celta nos encontramos con la celebración de fiesta y ritos, generalmente asociados con el cambio de las estaciones. De esta manera, tenemos 4 grandes fiestas, que eran las más importantes:

  • IMBOLC: Fiesta de purificación, conocido como el día de la Diosa Luminosa, la Candelaria. Se celebraba la fertilidad y es cuando se sembraba la tierra.
  • LUGHNASAD: Se celebraba la cosecha en honor al dios LUG. Esta fiesta se caracterizaba por convocar a las personas de diferentes pueblos y aldeas, al aire libre, y se hacían juegos y competiciones.
  • SAMAIN: Esta fiesta se hacía de noche, el 1 de noviembre, y se pensaba que en ella se conectaban 2 realidades, la visible y la invisible. El término SAMAIN se puede traducir directamente como final del verano.
  • MABON: Se celebraba la cosecha y la vida, es una celebración de agradecimiento que se llevaba a cabo el 21 de septiembre, coincidiendo con el equinoccio de otoño.

En las costumbres de la religión celta nos encontramos con más festividades, pero estas son algunas de las más importantes.

Religión celta prohibiciones

No había muchas prohibiciones en la religión celta o, por lo menos, los investigadores no han podido encontrar muchas referencias al respecto.

Se sabe que tenían prohibido hablar alegóricamente a las imágenes que representaban a las deidades, pero poco más.

Es posible que más adelante podemos saber algo más sobre las prohibiciones de la religión celta.

Religión celta dioses

A continuación, te vamos a nombrar algunos de los dioses más importantes de la religión celta:

  • Ana/Danu: Está considerada como una de las diosas más antiguas de Irlanda. Se la consideraba la Diosa madre y estaba relacionada con la naturaleza, con la sabiduría, muerte y regeneración.
  • Dagda: Es el dios de la fertilidad, del clima y de la fortaleza.
  • Lugus: El dios del sol.
  • Aengus: ‘Angus’ es hijo de la diosa Dagda y significa literalmente Verdadero vigor.
  • Brigid: Es la diosa de la curación.
  • Toutatis: Es el dios del Pueblo, el protector de la tribu.
  • Camulos: El dios de la Guerra, normalmente asociado con Ares de la mitología griega.
  • Cernunnos: Es el dios de la naturaleza, fertilidad, de los animales…
  • Ogma: Es el dios de la elocuencia, y esta dividinidad es muy importante, ya que es raro que en las religiones existan dioses relacionados con el lenguaje. En la religión celta, este dios rompe la tendencia, estando considerado como una divinidad muy importante.

Estos son algunos de los dioses en los que se creía en la religión celta:

Religión celta druidas

En la religión celta, los druidas eran muy importantes.

En la sociedad de los celtas había 3 grandes divisiones: El rey era la persona que tenía el mayor rango, con la capacidad de gobernar la tribu.

También estaban los druidas (que eran los líderes religiosos) y, finalmente, los campesinos y plebeyos.

Los druidas en la religión celta eran personas muy respetadas, con un conocimiento casi infinito del mundo. Y es que no solo actuaban como sacerdotes, si no que también desempeñaban el papel de jueces, consejeros y hasta de maestros. Se pensaba que eran personas que tenían poderes mágicos.

Templo de la religión celta

Se suele decir que no hay ningún templo de la religión celta, debido a que ellos preferían rendir culto en los bosques. Sin embargo, esto es una verdad a medias, ya que se han descubierto algunas estructuras de templos, aunque son más bien escasas.

Cuando empezó la conquista romana, se alzaría un nuevo templo de la religión celta, un templo celta-romano conocido como fanum.

Ahora ya sabes un poco más sobre la fantástica religión celta.